Altzatarrok protagonista // Protagonistas de nuestro futuro

Posts tagged ‘pueblo’

ÉRASE UNA VEZ…

ÉRASE UNA VEZ UN PUEBLO LLAMADO ALTZA

En el siglo XIX Altza fue un municipio constituido por un amplio territorio que, al Este de la capital, bordeando el Puerto de Pasaia, reunía  un conjunto de caseríos y a sus habitantes en un ambiente y forma de vida eminentemente rural.

Esa situación, que se prolongó durante las primeras décadas del siglo XX, se veía amenazada por los deseos de Donostia de anexionar Altza y Pasaia para disponer de puerto y una zona de expansión. Los distintos intentos que realizaría en la década de los años 10 y 20 chocaron con el sentir de la población que, en distintas iniciativas y consultas, se mostraba contraria a quedar absorbida por la urbe.

Sin embargo, con la llegada del franquismo, Altza iba a sufrir profundas transformaciones. Primeramente un empobrecimiento de sus arcas municipales y, a continuación, la mayor de las agresiones: su desaparición como municipio. En 1939, los entonces concejales de ambos municipios, pese a no ostentar representación democrática alguna, tramitaron y decidieron anexionar Altza a Donostia para “servir a los intereses de este último municipio y a los de la nación”. De la noche a la mañana Altza perdió su condición de comunidad eminentemente euskaldun, y pasó a ser uno de los barrios marginales y más empobrecidos de la ciudad.

Desde entonces Altza es un barrio de Donostia, o, mejor dicho, ha quedado reducido a parte de aquel territorio que le dio nombre puesto que, en la actualidad, se halla también repartido entre Bidebieta, Intxaurrondo y Martutene. Y, fruto de la política de concentración y desequilibrio urbanísticos que ha practicado y sigue  practicando Donostia con la periferia, es uno de los territorios más densamente poblado, más desordenado y menos equipado de la ciudad, realidad que no solo ha perjudicado a los altzatarras originarios sino que ha denigrado la calidad de vida de cuantos vinieron aquí a colmar su necesidad de vivienda.

Por todo ello, reunidos en la antigua Villa de Altza, queremos manifestar que en el siglo XXI la comunidad altzatarra, toda ella sin distinción de procedencia, no quiere seguir reducida al nivel de  espectadores de nuestro futuro. Queremos ser protagonistas, con todas las responsabilidades y consecuencias, de nuestro entorno, nuestro futuro y el de nuestr@s hij@s. Queremos ser protagonistas para frenar la ocupación de suelos desmedida, el crecimiento insostenible y la degradación del medio humano y natural. Queremos ser protagonistas para recuperar la identidad y la dignidad de Altza.

Advertisements